Úlceras en los pies

Una úlcera en el pie es una llaga abierta. Las úlceras en el pie pueden ser un agujero poco profundo color rojo en la superficie de la piel o también puede ser muy profundo, llegando a capas más profundas de la piel. Las úlceras profundas pueden ser un cráter que se extiende a través del espesor completo de la piel. Se puede afectar a los tendones, los huesos y otras estructuras profundas.

Por si pudiera interesarte te proponemos este Cojín de Espuma Elevador para Úlceras en el Pie.

Úlceras en los pies

Las personas con diabetes y las personas con mala circulación son más propensas a desarrollar úlceras en los pies. Las úlceras en los pies pueden ser difíciles de curar. En algunas personas, dependiendo de sus condiciones, una pequeña úlcera en el pie puede infectarse si no se cura rápidamente.

Si se produce infección en una úlcera y no se trata a tiempo, puede convertirse en:

  • Un absceso (acumulación de pus)
  • Una propagación de la infección de la piel y la grasa subyacente (celulitis)
  • Una infección ósea (osteomielitis)
  • Gangrena. La gangrena es una zona de tejido muerto. Los tejidosx del cuerpo se mueren a causa de la falta de flujo sanguíneo.

Úlceras en los pies en personas con diabetes

Entre las personas con diabetes, las infecciones en los pies son más severas y a la larga, dependiendo de como evoluciones, pueden requerir amputaciones de dedos, pies, o incluso la pierna.

Los diabéticos tienes que tener especial cuidado con sus pies para evitar un desastre de este calibre. Para ello, es recomendable seguir estos 10 pasos para el cuidado del pie diabetico:

  • Controlar la glucosa lo mejor posible
  • Vigilar los pies todos los días. Si tienes problemas visuales, pide la ayuda de un familiar que te ayude a encontrar rozaduras, llagas, cortes, ampollas, durezas... cualquier tipo de irregularidad en la piel de los pies.
  • Lavar los pies a diario con agua templada, y jabón suave y neutro. El baño no debe durar más de 10 minutos. Secar bien los pies al terminar.
  • No utilizar agentes irritantes como cuchillas, callicidas, alcohol, yodo, agua salada, etc. Si se utiliza esparadrapo, debe ser hipoalergénico.
  • Evitar que los pies estén demasiado húmedos o demasiado secos. Hidratarar la piel con crema.
  • No cortar las uñas sino limarlas. Esto puede requerir hacerlo más frecuentemente que si las cortáramos. Intenta hacerlo semanalmente o más a menudo si es necesario. Utiliza limas de cartón, no metálicas.
  • Protege los pies del frío y el calor intenso. No camines descalzo en zonas caliente, en la playa o en la calle. Si de noche pasas frío en los pies, utiliza calcetines que no aprieten pero no uses mantas eléctricas.
  • Utiliza siempre el calzado adecuado. Compra zapatos nuevos siempre que los necesites. Los calcetines no deben apretarle nunca. No utilices calcetines o zapatos de tejido sintético.
  • Camina a diario (siempre con los zapatos puestos) y haz el ejercicio de subir piernas y rodillas durante 5 minutos al menos 2-3 veces al día. No fumes y practica deporte siempre que puedas.
  • Consulta tu médico especialista o al podólogo si descubres alguna lesión.

Ofertas en Productos para Úlceras de Pie

En esta sección puedes encontrar una selección de las mejores opciones en productos para aliviar los dolores ocasionados por las Úlceras de Pie y otros relacionados. Haciendo click en las imágenes que encontrarás a continuación, podrás ver más sobre el producto y comprarlo si es lo que estás buscando.

Cojín de Espuma Elevador para Úlceras en el Pie

En el siguiente listado puedes ver las características del Cojín de Espuma Elevador para Úlceras en el Pie:

  • Especialmente diseñado para aliviar la presión del pie, la mano y las piernas por lesiones, heridas y úlceras.
  • Proporciona un apoyo firme y excelente al mismo tiempo que alivia la presión sobre el pie y el tobillo.
  • Una esponja de alta densidad y buena resistencia.

Protector para la Prevención de Úlceras en el Pie

En el siguiente listado puedes ver las características de este Protector para la Prevención de Úlceras en el Pie:

  • Impermeable, transpirable y con tecnología GelTouch única para la máxima amortiguación de tu pie.
  • Máxima protección de los pies: reduce el riesgo de úlceras y úlceras de presión al tiempo que protege contra golpe.
  • Máxima protección y comodidad. Fácil de lavar, a máquina.

Almohadillas de Gel para Metatarso y Neuroma de Morton - 3 pares

En el siguiente listado puedes ver las características de estas Almohadillas de Gel para Metatarso y Neuroma de Morton:

  • 3 Pares: 2 Almohadillas de gel silicona, 2 Almohadillas de gel para el metatarso, 2 Almohadillas de gel para la Sandalias.
  • Ayuda a aliviar los dolores en los pies asociados a la metatarsalgia, tendinitis, artritis, diabetes y Neuroma de Morton.
  • Calidad premium y ajuste perfecto.

Almohadillas de Gel Alivio dolor - 10 piezas - COMPRESSX

En el siguiente listado puedes ver las características de estas Almohadillas de Gel Alivio dolor - 10 piezas - COMPRESSX:

  • 2 Almohadillas de licra con gel, 2 Almohadillas de gel silicona, 4 Almohadillas de gel para el dolor de llagas y 2 Almohadillas de gel para el metatarso. Bolsa GRATIS para guardarlo fácilmente.
  • Ayuda a aliviar los dolores en los pies asociados a la metatarsalgia, tendinitis, artritis, diabetes y Neuroma de Morton.

Plantillas de Gel para Tacón y dolor antepié

En el siguiente listado puedes ver las características de estas Plantillas de Gel para Tacón y dolor antepié:

  • Las almohadillas de gel suave ayudan a reducir la presión en los dedos de los pies y el metatarso, disminuyendo el impacto.
  • Hecho de gel de silicona de grado médico durable, suave y seguro.

Causas de las úlceras en los pies

Las úlceras del pie son especialmente comunes en personas que tienen uno o más de los siguientes problemas de salud:

La neuropatía periférica. Es el daño a los nervios en los pies o las piernas. La diabetes es la causa más común de la neuropatía periférica. Cuando los nervios de los pies están dañados, pueden no alertar sobre el dolor o malestar. Cuando esto sucede, los zapatos apretados pueden provocar una úlcera en el pie por el roce de una parte del pie que se ha vuelto insensible.

Úlceras en los pies. Diabetes

Las personas con neuropatía periférica puede no ser capaces de sentir cuando han pisado algo afilado o cuando tienen un guijarro irritante en sus zapatos. Pueden hacerse daño en los pies de manera significativa y sin darse cuenta. Solo lo notarán si examinan sus pies rutinariamente.

Problemas circulatorios. Cualquier enfermedad que disminuya la circulación en los pies puede causar úlceras en los mismos. Cuando menos sangre llega a los pies, se les priva a las células de oxígeno. Esto hace que la piel sea más vulnerable a las lesiones y disminuye la capacidad del pie para sanar.

La mala circulación en las arterias de las piernas se llama enfermedad arterial periférica. También es causa de dolor en la pierna o las nalgas al caminar. Es causada por la aterosclerosis. Esta es una enfermedad en la cual los depósitos grasos de colesterol se acumulan dentro de las arterias.

Las anormalidades en los huesos o en los músculos de los pies. Cualquier condición que distorsione la anatomía normal del pie puede conducir a úlceras en el pie. Esto es particularmente cierto si el pie es forzado en los zapatos que no se ajustan a la forma alterada del pie. Ejemplos de ello son los pies de garra, pies con fracturas, y los casos de artritis severa.

Más que cualquier otro grupo, las personas con diabetes tienen un riesgo particularmente alto de desarrollar úlceras de pie. Esto es debido a que las complicaciones a largo plazo de la diabetes, a menudo incluyen la neuropatía periférica y circulatoria. Sin el tratamiento oportuno y adecuado, una úlcera en el pie puede requerir tratamiento en el hospital. O, puede llevar a una infección profunda o gangrena y amputación.

Además de la diabetes, otras condiciones médicas que incrementan el riesgo de úlceras del pie son:

La aterosclerosis. Esta condición implica una mala circulación en las piernas.

Fenómeno de Raynaud. Esta condición causa episodios repentinos de disminución del flujo sanguíneo a los dedos de manos y pies. Durante estos episodios, los dedos de manos y pies se vuelven blancos porque el suministro de sangre disminuye. Después se vuelven azules, y luego rojos de nuevo cuando la circulación vuelve a la normalidad.

Es raro que una úlcera en el pie que no guarde relación con estos factores de riesgo y enfermedades. Una úlcera en el pie de una persona que no tiene ninguno de estos problemas de salud puede tener que ser revisado porque si no, puede ser síntoma de cáncer de piel, el carcinoma de células escamosas en especial. Este tipo de cáncer en ocasiones parece una úlcera en el pie.

Síntomas de las úlceras en los pies

Una úlcera en el pie parece un cráter rojo en la piel. La mayoría de las úlceras del pie se encuentran en el lado o la parte inferior del pie o en la parte superior o la punta de un dedo del pie. Este cráter redondo puede estar rodeado por un borde de piel engrosada y callosa. Esta frontera se puede desarrollar con el tiempo. En las úlceras muy graves, el cráter rojo puede ser lo suficientemente profundo como para exponer los tendones o huesos.

Si los nervios de los pies están funcionando con normalidad, la úlcera será dolorosa. Si no es así, una persona con una úlcera en el pie puede no saber que está ahí, sobre todo si la úlcera está situada en una parte menos visible del pie.

En los pacientes con discapacidad o de edad avanzada, un familiar o cuidador puede ser el que se dé cuenta del problema. El cuidador puede notar que el pie se ve rojo e hinchado. Es posible que se produzca drenaje en el calcetín y que haya mal olor.

Diagnóstico de las úlceras del pie

En la mayoría de los casos, su médico podrá decir que se tiene una úlcera en el pie simplemente con mirarlo. Si tienes diabetes, tu médico evaluará el control de tu azúcar en la sangre. Hará preguntas sobre el cuidado que tomas para mantener los pies sanos. El médico preguntará sobre el tipo de zapatos que usas generalmente.

El médico examinará la úlcera para determinar:

  • Cómo es de profunda
  • Si hay una infección
  • Si se tiene alguna anormalidad pies, problemas circulatorios o neuropatía que pueda interferir con la curación.
  • El médico le puede pedir al paciente que camine como parte del examen.

El médico puede usar un hisopo de algodón para examinar la propia úlcera. Estas herramientas se pueden utilizar para ver la profundidad de la úlcera. Y pueden ayudar a comprobar si los tendones o huesos están expuestos. El médico mirará de cerca en busca de enrojecimiento alrededor de la úlcera.

El médico puede ordenar otras pruebas para comprender mejor el alcance de la úlcera y determinar si está infectada. Estas pruebas pueden incluir:

  • Análisis de sangre
  • Cultivos bacterianos
  • Rayos X
  • Resonancia magnética
  • Tomografía computarizada
  • Gammagrafía ósea

¿Cuánto tiempo dura una úlcera del pie?

La duración de una úlcera depende de:

  • La profundidad de la úlcera
  • Si hay suficiente circulación de la sangre para suministrar oxígeno y nutrientes
  • La protección de la úlcera frente a la fricción y presión
  • Si la úlcera está infectada

En las personas que tienen una buena circulación y una buena atención médica, una úlcera en ocasiones puede curar en tan sólo tres a seis semanas. Las úlceras profundas pueden tardar de 12 a 20 semanas. A veces requieren cirugía.

Prevención de las úlceras

Las personas que están en riesgo de úlceras en los pies, tales como aquellos con diabetes, pueden tomar medidas para ayudar a prevenir las úlceras del pie. Pueden hacerlo mediante el examen rutinario de los pies y siguiendo las buenas prácticas de higiene del pie.

Las siguientes estrategias pueden ayudar a prevenir las úlceras del pie:

  • Examina todas las partes de los pies todos los días en busca de áreas rozaduras, fisuras o callosidades. Si es necesario, utilice un espejo para comprobar el talón y la planta del pie. Si tu visión no es buena, pida a un familiar o cuidador para examinar el pie.
  • Practicar una buena higiene de los pies. Lavar los pies todos los días con un jabón suave y agua tibia. Secar bien, especialmente entre los dedos. Aplicar loción hidratante para zonas secas, pero no entre los dedos de los pies.
  • Usar zapatos que se ajusten bien. Calcetines y suaves y absorbentes. Comprobar siempre los zapatos de objetos extraños y áreas rugosas antes de ponérselos. Cambiar los calcetines de inmediato si se mojan o se dudan.
  • Cortar las uñas en línea recta con un corta uñas o lima de cartón.
  • Si tienes callos o callosidades, pregunta a su médico acerca de cómo cuidarlos. Su médico puede determinar que estos problemas se tratan mejor en su clínica que en casa.

Tratamiento de las úlceras de los pies

Si tienes una buena circulación en el pie, el médico puede tratar la úlcera del pie con un procedimiento llamado desbridamiento. Esta consiste en el recorte del tejido enfermo. Él o ella también eliminar cualquier piel callosa cerca.

Luego, el médico aplicará un apósito. Puede prescribir calzado especializado para aliviar la presión sobre la zona ulcerada.

Su médico necesitará verle con frecuencia para examinar y desbridar la zona. Una vez que la úlcera haya sanado, el médico puede aconsejar calzado bien amortiguado. Este calzado no debe ejercer presión sobre las zonas vulnerables de los pies. Esto ayudará a prevenir las úlceras en el futuro.

Las úlceras del pie que no responden a la terapia más conservadora pueden requerir cirugía. En ciertas situaciones, sin cirugía del pie, la úlcera podría no sanar adecuadamente.

Las personas con mala circulación pueden necesitar cirugía vascular. Es una cirugía para corregir problemas de flujo sanguíneo en las arterias de las piernas.