Salud de los pies

Los pies deben durar en buenas condiciones toda la vida, y la mayoría de las personas pueden recorrer miles de kilómetros a lo largo de su vida por lo que el cuidado de los pies regular puede asegurar que los pies están en las mejores condiciones para estar a la altura. Con la adecuada detección, intervención y atención, la mayoría de los problemas de pie y tobillo pueden reducirse o prevenirse.

Salud de los pies

Higiene

Ante que cualquier otra prevención, el pie sano debe ser un pie limpio. La higiene de los pies no consiste solo en dejar caer el agua del baño cuando nos duchamos, la higiene de los pies requiere proactividad.

Limpiar a conciencia los pies y sobre todo, secarlos después del baño es esencial. Después de esto, también debemos realizar una inspección a través de la cual descubramos pequeños problemas como golpes, rozaduras, bultos, etc.

Por otro lado, las uñas son otra parte importante de nuestros pies y será necesario cortarlas al menos cada dos semanas e inspeccionarlas para comprobar que no hay problemas.

Problemas en los pies

Una vez estamos seguros de que cumplimos con todas las normas de higiene de los pies, debemos poner especial atención en evitar problemas. Por ejemplo, los zapatos da tacón alto nos hacen más propensos a sufrir un esguince. Los zapatos y calcetines apretados también entorpecen la circulación y pueden provocar problemas. Andar descalzo en la calle o en zonas comunes como los gimnasios nos hacen más propensos a paceder enfermedades en los pies.

Como ves, el cuidado de la salud de los pies requiere una intervención activa de manera que seamos nosotros mismos los que busquemos la manera de evitar los problemas.

Algunos de los problemas de la salud de los pies más importantes o que se dan en mayor medida son los siguientes

Fascitis plantar

La fascitis plantar es un dolor que se siente provocada por la inflamación de una parte del pie que se llama fascia plantar. La fascia plantar va desde la parte inferior del pie y hasta el hueso del talón a los dedos del pie. Es una de las causas más comunes de dolor en el talón.

Neuroma de Morton

El neuroma de Morton es bastante doloroso. Suele aparecer entre el tercer y cuarto dedo de los pies. La sensación que se tiene cuando se tiene neuroma de Morton es como si tuvieramos una piedra en el zapato y la estuviéramos pisando con esa zona del pie. Implica un engrosamiento del tejido alrededor de uno de los nervios que van a los dedos del pie

Úlceras

Son llagas abiertas (agujeros de distintas profundidades dependiendo de la gravedad) en la superficie de la piel. Son como un cráter que se extiende a través de la piel. Si se agravan puede afectar a los tendones y los huesos.

Salud de los pies

Hongos en los pies

Los hongos en los pies y las uñas son provocados por organismos microscópicos que no son visibles para el ojo humano. Pueden cogerse en cualquier parte si no atendemos a las normas de higiene de los pies, no obstante, es más fácil cogerlos en zonas húmedas y oscuras o cuando la piel tiene ya alguna herida.

Callos en los pies

Los callos se producen por la acumulación de tejido muerto en la piel. Este tejido (células), se endurece creando el callo. Es una especie de mecanismo de defensa del cuerpo que se produce cuando hay un roce o fricción excesivo. Si se produce nucleación, el callo será especialmente doloroso y provococará queratosis plantar.

Los pies son más importantes de lo que pensamos. Contienen aproximadamente un cuarto de todos los huesos de su cuerpo (y realizan un trabajo muy duro, ya que le apoyan y ayudan a mantenerse activo). De hecho, muchas personas creen que el pie representa la salud en general. Un simple dolor en el pie puede ser señal de numerosas condiciones de salud, algunas graves y otras causadas ​​por el desgaste.

El envejecimiento puede causar algunos cambios en los pies, incluyendo un arco colapsado, una pérdida de amortiguación, el aumento de agrietamiento de la piel, e incluso la artritis. Sin embargo, el dolor no tiene que ser parte de la ecuación. Seguir unos pocos pasos sencillos como la hidratación diaria o usar calzado más de apoyo, puede ayudar amantener una buena salud de los pies.