Reflexología

La reflexología es la ciencia que se ocupa del principio de que hay puntos reflejos en los pies y las manos que corresponden a todas las partes de las glándulas, órganos y estructuras del cuerpo.

Reflexología

Es un tratamiento terapéutico relajante, que implica una técnica de masaje en que se estimulan los puntos reflejos en los pies (o manos).

Según la reflexología, las diferentes partes de los pies están vinculados a diferentes partes del cuerpo, por lo que mediante el trabajo en algunos puntos correspondientes, se puede ayudar a mantener de forma natural el bienestar del cuerpo. Además, también puede emplearse para tratar problemas específicos, ayudando al proceso de curación.

El tratamiento mediante reflexología puede ayudar a muchas condiciones, incluyendo las siguientes:

  • Estrés
  • Problemas de circulación
  • Dolor de espalda
  • Tensión Pre-menstrual
  • Insomnio
  • Trastornos digestivos
  • Dolores musculares
  • Dolor en las articulaciones

La reflexología podría ser beneficiosa en la mayoría de las personas, ayudando a mantener una buena salud y promover la relajación.

El tratamiento es adecuado para personas de todas las edades, desde los niños hasta los ancianos.

Cada sesión de tratamiento dura aproximadamente una hora, aunque con el tratamiento inicial debe tomarse un poco más de tiempo, para poder realizar la historia clínica.

Normalmente la reflexología se trabaja estando sentado en una silla cómoda, con los pies en alto para que el reflexólogo pueda trabajar sobre los diferentes puntos en los pies. Algunas áreas pueden ser un poco incómodas, pero dentro de la normalidad. Ellas corresponden a las áreas problemáticas del cuerpo. En general, el tratamiento es muy relajante, cómodo y tranquilo.

La reflexología puede tomarse como un regalo especial de una sola vez para aliviar el estrés y relajarse, o tener sesiones regulares para ayudar a tratar un problema específico.

Beneficios de la reflexologia

Reflexología

Son cuatro las principales áreas a tener en cuenta para una reflexología beneficiosa:

  • Para aumentar el flujo sanguíneo y linfático.
  • Para aliviar el estrés y la tensión.
  • Para promover el desbloqueo de los impulsos nerviosos.
  • Para ayudar al cuerpo a mantener un estado de equilibrio.

Sesiones necesarias de reflexología

En el actual momento de estrés que se vive en el mundo, lo ideal por el terapeuta seguramente sería recomendar de seis a ocho sesiones de tratamiento. Se cree que un único tratamiento puede no resultar beneficioso, especialmente cuando no se trata de un problema específico. El número de tratamientos y la duración de cada uno dependerá de un número diverso de factores.

Para comprobar la eficacia del tratamiento pueden ser necesarias unas cuantas sesiones. Sin embargo, generalmente, es mejor no continuar el tratamiento después del tercera o cuarta sesión de reflexología si no se ha reportado ninguna reacción o mejora.

¿La condición crónica y la condición aguda reaccionan con el mismo número de tratamientos?

No. La enfermedad crónica por lo general necesita más tratamientos antes de que se muestren signos evidentes de mejora. La afección aguda puede requerir menos de ocho tratamientos, mientras que la enfermedad crónica puede requerir muchos más que ocho.

¿Duele la reflexología?

No. La reflexología no debe doler, pero algunas áreas en el pie pueden ser más sensibles o diferentes.

Consejos de reflexología

Después del tratamiento de reflexología debe cuidarse de:

  • Evitar el alcohol y no fumar - No fumar las 24 horas después del tratamiento, ya que los tratamientos son desintoxicantes.
  • Beber mucha agua y evitar el té y el café. Esto ayudará a la eliminación de toxinas.
  • Consumir una dieta ligera - los alimentos frescos y naturales son recomendables. Los alimentos procesados suman a la toxicidad en el cuerpo.

Precauciones de reflexología

Si después del tratamiento uno se siente inestable, vulnerable o mareado lo mejor es no conducir inmediatamente. Beber un poco de agua o una bebida caliente (ni té, ni café, ni alcohol) y descansar unos minutos antes de entrar en el coche.

A medida que el cuerpo vaya eliminando toxinas puede experimentarse uno o más de los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Cansancio extremo
  • Aumento de la actividad de los intestinos o de la vejiga
  • Cambio en el patrón de sueño
  • Trastornos emocionales