Pie de atleta

El pie de atleta es una infección micótica, producida por hongos, que tiene lugar en los puntos de mayor humedad, como entre los dedos del pie, entre otras zonas. La sensación de ardor, picor y quemazón suele aparecer como síntomas del pie de atleta.

Por si pudiera interesarte te proponemos Fungus Stop. Solución Anti-Hongos y Pie de Atleta para eliminar los hongos en los pies.

Pie de atleta

Este tipo de contagio, conocido también como tinea pedis, es la infección más común por hongos. El pie de atleta está muy ligado a otras infecciones por hongos, como son la tiña y la sarna. El pie de atleta puede tratarse con medicamentos antimicóticos o antifúngicos de venta libre, todo y ser una enfermedad contagiosa.

Síntomas del pie de atleta

Son numerosos los síntomas que puede tener una persona que sufre pie de atleta. De todos modos, es probable que no experimente cada uno de ellos al mismo tiempo. Algunos de estos signos se mencionan a continuación:

  • Quemazón, picazón y ardor en las plantas de los pies
  • Quemazón, picazón y ardor entre los dedos
  • Ampollas con quemazón
  • Sobretodo entre los dedos y las plantas de los pies puede agrietarse y descamarse la piel.
  • La piel en las plantas o en los laterales de los pies puede ser excesivamente seca.
  • Las uñas de los pies se vuelven gruesas, quebradizas, desiguales, descoloridas o se despegan.

También puede desarrollarse junto con otros síntomas del pie de atleta o sin ellos, una infección por hongos de la uña llamada Onicomicosis.

Si se tiene una erupción en el pie, debe consultarse a un médico, cuando después de haberla tratado mediante remedios caseros o cambios de estilo de vida, ésta no mejora o empeora.

Acudir inmediatamente a un médico si se tienen los siguientes síntomas: enrojecimiento excesivo, hinchazón, secreción o fiebre, o si se es diabético y se sospecha tener pie de atleta.

Ofertas en Productos para tratar el Pie de Atleta

En esta sección puedes encontrar una selección de las mejores opciones en productos para eliminar el pie de atleta, los hongos de los pies y otros relacionados. Haciendo click en las imágenes que encontrarás a continuación, podrás ver más sobre el producto y comprarlo si es lo que estás buscando.

Crema para Pie de Atleta y Hongos - Cherioll

En el siguiente listado puedes ver las características de Crema para Pie de Atleta y Hongos - Cherioll:

  • La pomada puede penetrar profundamente en la piel y reparar y suavizar la piel dañada y prevenir el crecimiento de hongos.
  • Fórmula natural a base de hierbas.
  • Para tratar la infección por hongos causada por el pie de atleta, aliviando la picazón, agrietamiento y descamación.

Fungus Stop. Solución Anti-Hongos y Pie de Atleta

En el siguiente listado puedes ver las características de Fungus Stop. Solución Anti-Hongos y Pie de Atleta:

  • Resultados visibles desde la primera utilización.
  • Clínicamente probado. Elimina el 99.9% de los Hongos. Ingredientes 100% de hierbas naturales.
  • Con carvacrol, vitamina C y vitamina E.
  • Solución total en menos de dos semanas.
  • Recomendado para tratar el Pie de Atleta.

Bálsamo Karité y Menta para Hongos y Pie de Atleta - Earthzest Organics

En el siguiente listado puedes ver las características del Bálsamo Karité y Menta para Hongos y Pie de Atleta - Earthzest Organics:

  • Recomendado para talones agrietados, duricias, pie de atleta y hongos en las uñas.
  • 100% natural y orgánica. Antibacteriana y antiinflamatoria.
  • Apto para diabéticos. Recomendado para tratar llagas, cortes, fisuras y ampollas para reducir rápidamente el dolor y el enrojecimiento.

Jabón Antifúngico Con Aceite Del Árbol Del Té - Art Naturals

En el siguiente listado puedes ver las características del Jabón Antifúngico Con Aceite Del Árbol Del Té - Art Naturals:

  • Gel De Baño Jabón Para Pies y Cuerpo 100% Natural.
  • Ayuda a eliminar los Hongos de las Uñas, Pie De Atleta, Tiña, Irritación Inguinal y Olor Corporal.
  • Elimina las bacterias y alivia el picor.
  • Jabón Antifúngico Con Aceite Del Árbol Del Té - Art Naturals.

Tratamiento Anti Hongos Uñas Premium - Cherioll

En el siguiente listado puedes ver las características del Tratamiento Anti Hongos Uñas Premium - Cherioll:

  • Ayuda a prevenir la recurrencia de la infección y la propagación de la infección en otras uñas.
  • Líquido muy eficaz para reparar las uñas. Mejora en 2-4 semanas.
  • Logra resultados rápidos y efectivos.
  • Alcanza profundamente la uña para eliminar todos los rastros de la infección.
  • Aplicar sólo externamente. Recomendado hasta 3 veces al día.

Aplicador Anti Hongos 3,8 ml - Dr. Scholl

En el siguiente listado puedes ver las características del Aplicador Anti Hongos 3,8 ml - Dr. Scholl:

  • Facilita la penetración de los ingredientes activos en la uña.
  • Consigue alcanzar y eliminar los hongos.
  • Incluye 5 limas.
  • La uña recupera un aspecto completamente normal.
  • Tratamiento de 4 semanas, seguir las instrucciones de uso.

Causas del pie de atleta

Existe una relación muy estrecha entre el pie de atleta y la tiña y la sarna, todas ellas son infecciones micóticas, producidas por hongos. Estas infecciones son provocadas por un conjunto de hongos tipo moho, conocidos con el nombre de dermatofitos. Los dermatofitos son organismos microscópicos que habitan normalmente en la piel. Con la adecuada limpieza y secado de la piel, el crecimiento de los dermatofitos se mantiene controlado. Los ambientes húmedos los hacen crecer aceleradamente.

Un zapato apretado puede ocasionar la enfermedad del pie de atleta. La razón es que esta opresión genera zonas más calientes y húmedas entre los dedos. La humedad que se establece en el calzado y los calcetines, así como las condiciones cálidas, beneficia al desarrollo de este tipo de hongo. Particularmente, el calzado de plástico, también estaría ofreciendo un lugar apropiado para el aumento de posibles infecciones y hongos.

Existe un mayor riesgo a los factores de contraer la enfermedad del pie de atleta si se dan las siguientes condiciones:

  • En el género masculino
  • Calzar con frecuencia calcetines húmedos o zapatos que se ajustan herméticamente
  • Pisar frecuentemente las mismas alfombras o compartir el mismo calzado, ropa o sábanas con alguien que tiene una infección por hongos
  • Caminar sin zapatos por lugares públicos que tienen mayor riesgo de expansión de la infección, tales como vestuarios, saunas, piscinas, baños compartidos y duchas
  • Tener un sistema inmunitario debilitado
Pie de atleta

¿Es contagioso el pie de atleta?

La enfermedad del pie de atleta es contagiosa y puede propagarse tanto por contacto de persona a persona como por contacto con zonas u objetos contaminados, asi como suelos, toallas o calzado.

Algunas personas son más susceptibles a contagiarse por el hongo causante del pie de atleta, mientras que otras son más resistentes. Puede darse que en un hogar donde conviven durante muchos años dos personas (una con hongos y la otra sin) compartan las mismas duchas y alfombras y no se contagien entre ellos. Se desconoce la causa exacta que da lugar a esta predisposición o susceptibilidad a las infecciones por hongos. Lo que sí se sabe es que los lugares más contagiosos para contraer el pie de atleta son con ambientes cálidos y húmedos como salas de yoga, gimnasios, piscinas públicas y vestuarios.

Complicaciones

Pueden aparecer algunas complicaciones a raíz de sufrir la enfermedad del pie de atleta. Algunas de ellas serían:

  • Infecciones secundarias. Al ser una infección producida por hongos, puede crearse un ambiente que facilite una infección bacteriana secundaria. El hongo puede producir un componente antibiótico, que mataría a las bacterias vulnerables, favoreciendo así el crecimiento excesivo de bacterias cada vez más resistentes. Estas bacterias, podrían liberar a su vez, componentes causantes de descomponer el tejido - piel húmeda y áreas dolorosas erosionadas entre los dedos de los pies.
  • Respuesta alérgica. Podría darse una reacción alérgica después de sufrir un cuadro de pie de atleta. Esta reacción conocida como dermatofítide o reacción "id" causaría erupciones con ampollas en los dedos de los pies o las manos. El desencadenante de la respuesta alérgica sería la entrada de proteínas al torrente sanguíneo.

Pruebas y diagnóstico del pie de atleta

El médico de cabecera, especialista de la piel (dermatólogo) o el podólogo están capacitados para realizar un diagnóstico del pie de atleta.

Antes de acudir a una visita con el especialista es aconsejable anotar en una lista datos y preguntas que ayudarán al diagnóstico. Preguntarse por ejemplo sobre las posibles causas de los síntomas que se han desencadenado. Qué pruebas son las necesarias para confirmar el diagnóstico. Si el pie de atleta es una condición temporal o crónica.

En caso de estar medicándose ya, podría preguntar por una alternativa genérica de la medicina que se recetó. Otra duda que puede surgir es si la infección puede desaparecer por sí sola. El médico puede administrar consejos para evitar la propagación de la infección, así como recomendar rutinas de cuidado de la piel durante el proceso de curacuón.

El especialista se asegurará de que los síntomas del paciente han aparecido por causas del pie de atleta y no por otras enfermedades de la piel, como podrían ser la dermatitis, la psoriasis o una infección leve de la piel conocida como eritrasma.

Tratamientos y medicamentos

Si la enfermedad es leve, el especialista administrará un ungüento, loción, polvo o aerosol antifúngico. Si los síntomas del pie de atleta perduran o se agravan, será necesario un medicamento tópico más fuerte o un medicamento oral (sistémico).

Existen numerosos medicamentos de venta libre (OTC) en el mercado, disponibles para el tratamiento del pie de atleta. Algunos de estos medicamentos son:

  • Butenafine (Lotrimin Ultra)
  • Clotrimazol (Lotrimin AF)
  • Miconazol (Desenex, Zeasorb, otros)
  • La terbinafina (Lamisil AT)
  • Tolnaftate (Tinactin, Ting, otros)

Si no desaparecen los síntomas o se vuelven más graves después del uso de los medicamentos sin receta, pueden ser necesarios tópico o medicamentos orales recetados:

  • Medicamentos tópicos como el clotrimazol y miconazol.
  • Medicamentos orales como el itraconazol (Sporanox), fluconazol (Diflucan) y terbinafina (Lamisil). Los efectos secundarios de los medicamentos orales incluyen molestias gastrointestinales, erupción cutánea y función hepática anormal, entre otros.

El doctor puede recetar también un antibiótico oral si se suma a la infección por hongos, una infección bacteriana. Otros tratamientos recomendados son el uso de compresas húmedas, ungüentos esteroides, compresas o baños de vinagre para ayudar al alivio de las ampollas, etc.

Prevenir la enfermedad

Pueden seguirse algunos consejos que son de ayuda para evitar la enfermedad del pie de atleta o para el alivio de los síntomas si ya se ha producido la infección:

  • Mantener los pies secos, sobretodo en la zona entre los dedos. Descalzarse en casa para que los pies puedan airearse tanto como sea posible.
  • Usar materiales naturales para los pies. Utilizar calcetines que están hechos de materiales naturales, como el algodón o la lana, o una fibra sintética que esté diseñada para extraer la humedad de los pies.
  • Cambiarse regularmente los calcetines y las medias. Si los pies sudar en exceso, sería aconsejable cambiarse de calcetines dos veces al día.
  • Calzar zapatos ligeros y bien ventilados. Evitar los zapatos hechos de material sintético como vinilo o goma.
  • Alternar el par de zapatos. Es recomendable no usar el mismo calzado a diario, para dar tiempo a un secado completo de la humedad que haya podido generarse.
  • Tener cuidado de los lugares públicos. Proteger los pies con chanclas o calzaado de ducha cuando se usan espacios comunes como duchas, piscinas, gimnasios, y saunas entre otros.
  • Cuidado diario de los pies. Utilizar polvos, preferiblemente antifúngicos, sobre los pies todos los días.
  • No intercambiarse los zapatos. Compartir o dejarse el calzado aumenta el riesgo de contraer y propagar una infección por hongos.