Olor de pies

El olor de los pies puede ser muy desagradable y embarazoso. Muchas personas lo describen como si se tratase de un olor a queso o avinagrado que se pega a los pies, calcetines y zapatos. El olor de los pies es causado por el sudor que se mezcla con las bacterias de la piel. La mayoría de la gente tiene más de 250.000 glándulas sudoríparas en los pies que producen un litro de humedad cada día. Otros tienen más glándulas sudoríparas que el promedio, y sudan en exceso. Algunas personas sudan sólo durante los meses más calurosos del año, mientras que otros sudan todo el año.

Olor de pies

El sudor por sí mismo no tiene olor, pero cuando entra en contacto con las bacterias comienza el mal olor. Algunas bacterias son conocidas por alimentarse fuera en la capa superior de la piel, pero generalmente esto sólo se observa en los casos más graves. Los zapatos y calcetines resultan el entorno perfecto para que el sudor y las bacterias puedan mezclarse, por lo que es fundamental mantener una higiene adecuada.

¿Qué causa el mal olor de pies?

La mayor parte de la humedad producida a diario en los pies, se evapora antes de que tenga la oportunidad de atraer a las bacterias. Pero cuando se usan calcetines y zapatos que no permiten la evaporación, la humedad queda atrapada y las bacterias comienzan a crecer. Las bacterias se adhieren inicialmente a los zapatos y calcetines, pero con el tiempo se pegan a la piel causando que el pie huela mal. Sin embargo, el calzado no es lo único que puede causar que los pies huelan. Otras causas que generan el olor de los pies son:

  • La hiperhidrosis (sudoración de los pies)
  • Estrés
  • Medicación
  • El alcohol y las drogas
  • Los cambios hormonales, como los provocados por la pubertad o la menopausia
  • La falta de higiene
  • Consejos para prevenir el mal olor de pies

    Hay varias cosas que pueden hacerse para prevenir o minimizar el olor de los pies:

    • Lavarse los pies diariamente con agua y jabón
    • Mantener las uñas recortadas
    • Siempre usar calcetines sintéticos, frescos
    • Usar un spray desinfectante para los zapatos, similar al que se usa en una bolera
    • Mantener los pies secos tanto como sea posible
    • Cambiar el calzado para asegurarse de que el material permite que los pies respiren
    • No usar el mismo par de zapatos todos los días
    • Espolvorear bicarbonato de sodio en los zapatos para matar las bacterias
    • Aplicar una crema de zinc y aceite de ricino diariamente después de lavarse los pies
    • Polvos antiolor para los pies
    • Antes de lavar los calcetines darles la vuelta para permitir que las células muertas de la piel salgan más fácilmente

    Si se tiene mal olor de pies, se debe considerar ver a un podólogo antes de tratar de curar el problema por si mismo. Un podólogo puede ser capaz de recomendar un producto específico para cada caso. También puede ser capaz de prescribir polvos para los pies, cremas, ungüentos o medicamentos dependiendo la gravedad del caso. Otros productos eficaces de venta libre como el bicarbonato de sodio son mucho más baratos que los antiolores en polvo, y funcionan con la misma eficacia. Pero, de nuevo, es importante consultar con el podólogo primero. Para ayudar a reducir más el olor de los pies, evitar el uso de calcetines de nylon o zapatos de plástico. Los calcetines deben ser de algodón o lana, y los zapatos deben ser de lona o malla.

    Olor de pies

    Tratamiento para el olor de pies

    La respuesta a si el olor de pies puede ser tratado, definitivamente es sí. Muchos de los métodos de prevención antes mencionados también funcionan como tratamiento. Los antiolores, las cremas, la desinfección por pulverización, y los zapatos y calcetines fabricados con materiales transpirables son todas maneras de tratar el mal olor de pies. Todos estos artículos están disponibles en cualquier farmacia o supermercado. Los casos más graves deben ser tratados por un podólogo con productos de prescripción de fuerza. También hay dispositivos eléctricos que pueden eliminar la transpiración durante varias semanas mediante el paso de corriente eléctrica suave a través de la piel. Si estas medidas no mejoran los síntomas, el médico puede sugerir una cirugía que consiste en cortar el nervio que controla la sudoración.

    Existe una variedad de remedios caseros para ayudar a librarse de unos pies olorosos. Remojar los pies puede ayudar a eliminar el olor embarazoso. Algunas soluciones van dirigidas al secado de los pies, mientras que otras consisten en eliminar las bacterias que vivien en la superficie y que crean un ambiente insoportable. Siempre, antes de intentar cualquiera de estas soluciones, debe consultarse a un médico de atención primaria o un podólogo:

    • Té: El té contiene ácido tánico, que es bueno para el secado de los pies. Los expertos dicen que se han de remojar los pies en el té durante aproximadamente 30 minutos al día durante una semana.
    • Agua salada: Usar media taza de sal por cada litro de agua, sumergir los pies durante aproximadamente veinte minutos cada día. No enjuagarse los pies una vez se han sacado del agua salada. Eso sí, secarlos muy bien.
    • Blanqueador: Usar el blanqueador con precaución, ya que tiene el potencial de secar los pies y la piel en exceso. Añadir dos cucharadas de lejía en un galón de agua tibia y remojar los pies en la solución durante cinco a diez minutos al día durante una semana. Si se encuentra que esta solución seca la piel demasiado, puede tratarse de añadir un poco de aceite de bebé antes de sumergirlos.
    • Bicarbonato de sodio: Añadir una cucharada de bicarbonato de sodio por cada litro de agua. Esta solución dificulta el crecimiento de bacterias.

    Visitar a un podólogo

    Aquí hay algunas preguntas de ejemplo sobre el olor de pies que pueden consultarse a un podólogo en la primera visita:

    • ¿Qué está causando el mal olor de los pies?
    • ¿Cuánto tiempo se tardará después del tratamiento en ver los resultados?
    • ¿Cuándo se empieza a considerar la cirugía?
    • ¿Qué alimentos de dieta pueden estar asociados con el olor?
    • ¿Qué alimentos pueden ayudar a eliminar el olor?