Neuroma de Morton

El neuroma de Morton es una condición dolorosa que afecta a la planta del pie, más comúnmente al área entre el tercer y cuarto dedos de los pies. El neuroma de Morton puede sentirse como si se tuviera en una piedra en el zapato o en un pliegue de su calcetín. El neuroma de Morton implica un engrosamiento del tejido alrededor de uno de los nervios que van a los dedos del pie. Esto puede provocar un dolor agudo y ardor en la planta del pie. Los dedos de los pies también pueden picar, arder o quedarse sin sentir nada.

Neuroma de Morton

Los zapatos de tacón alto se han relacionado con el desarrollo del neuroma de Morton. Muchas personas experimentan alivio en seguida al cambiar los tacones por zapatos bajos con puntera más amplias. Para su tratamiento, a veces puede ser necesario inyecciones de corticosteroides o cirugía.

Síntomas del neuroma de Morton

Por lo general, no hay ninguna señal externa de esta condición, como por ejemplo, un abultamiento. En su lugar, se pueden experimentar los síntomas siguientes:

  • Una sensación como si se estuviera de pie con una piedra en el zapato
  • Un ardor en la planta del pie que puede irradiar hacia los dedos del pie
  • Hormigueo o entumecimiento en los dedos de los pies

Pero, ¿cómo saber si debo consultar a un médico?. Es mejor no hacer caso omiso de cualquier dolor en el pie que dure más de unos pocos días. Consulta al médico si experimentas un dolor ardiente en la planta del pie que no está mejorando, a pesar de cambiar su calzado y modificar las actividades que pueden causar estrés en el pie.

Causas del neuroma de Morton

El neuroma de Morton parece ocurrir en respuesta a la irritación, la presión o lesiones a uno de los nervios que conducen a los dedos del pie.

Factores de riesgo

Los factores que parecen contribuir a neuroma de Morton son:

  • Los tacones altos. El uso de zapatos de tacón alto o los zapatos que son ajustada o están mal colocados puede poner presión extra en los dedos del pie.
  • Ciertos deportes. Participar en las actividades deportivas de alto impacto, como trotar o correr puede someter a los pies a un trauma repetitivo. Los deportes que cuentan con zapatos apretados, como esquiar en la nieve o la escalada en roca, pueden ejercer presión sobre los dedos del pie.
  • Deformidades del pie. Las personas que tienen juanetes, dedos en martillo, pies planos o arcos altos están en mayor riesgo de desarrollar neuroma de Morton.
Neuroma de Morton

Diagnóstico

Durante el examen, el médico presiona el pie para sentir una masa o un punto sensible. También puede haber una sensación de "clic" entre los huesos de su pie.

Algunas pruebas de imagen son más útiles que otras en el diagnóstico de neuroma de Morton:

  • Las radiografías. El médico probablemente ordenará radiografías del pie, para descartar otras causas de su dolor (como una fractura por estrés).
  • Ultrasonido. Esta tecnología utiliza ondas sonoras para crear imágenes en tiempo real de las estructuras internas. El ultrasonido es particularmente bueno para revelar las anormalidades del tejido blando.
  • La resonancia magnética (MRI). Utiliza ondas de radio y un campo magnético fuerte. Una resonancia magnética también es buena en la visualización de los tejidos blandos. Pero es una prueba costosa.

Tratamiento del neuroma de Morton

El tratamiento depende de la severidad de los síntomas. El médico probablemente recomendará tratar a través de enfoques conservadores primero.

Apoyar el arco en unas almohadillas que encajan dentro del zapato y ayudan a reducir la presión sobre el nervio. Se pueden comprar sin receta médica. También puede darse el caso de que el médico recete zapatos a medida, diseñados de forma individual (moldeado para adaptarse a los contornos exactos de su pie).

Si los tratamientos conservadores no han ayudado, su médico podría sugerir:

  • Inyecciones. Algunas personas son ayudadas por la inyección de esteroides en el área del dolor.
  • Cirugía de descompresión. En algunos casos, los cirujanos pueden aliviar la presión sobre el nervio mediante la reducción de las estructuras cercanas, tales como el ligamento que une algunos de los huesos en la parte delantera del pie.
  • La eliminación del nervio. La extirpación quirúrgica del nervio puede ser necesaria si otros tratamientos no logran proporcionar alivio del dolor. Aunque la cirugía es exitosa, el procedimiento puede dar lugar a entumecimiento permanente en los dedos afectados.

Tratamientos caseros

Para ayudar a aliviar el dolor asociado con el neuroma de Morton y permitir que el nervio sane, considera los siguientes consejos de autocuidado:

  • Medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno y naproxeno pueden reducir la inflamación y aliviar el dolor.
  • Masajes con hielo. Puede ayudar a reducir el dolor.
  • Cambiar el calzado. Evita los tacones altos o zapatos apretados. Elija zapatos con una puntera amplia y de mayor profundidad.
  • Descansar. Durante algunas semanas, reducir las actividades como correr, ejercicios aeróbicos o bailar.