Juanetes en los pies

Un juanete es una deformidad del dedo gordo del pie. Las personas con un juanete tienen un dedo del pie que apunta hacia el exterior, así como una protuberancia en el lado interior del pie. Cuando el juanete se hace más prominente, puede provocar dolor. En este artículo puedes ver cómo se producen los juanetes y qué se puede hacer si se tiene uno.

Los juanetes son un problema común que puede causar dolor en el pie y dificultad para usar calzado. Los juanetes afectan a aproximadamente el 30% de la población en la mayoría de los países occidentales. Son más frecuentes en las mujeres y se vuelven más comunes a medida que la gente envejece.

Qué son los juanetes

Un juanete es una deformidad que generalmente ocurre en la cabeza de uno de los cinco huesos largos (metatarsianos) que se extienden desde el arco del pie y conectan con los dedos de los pies. Un juanete generalmente se desarrolla de la siguiente manera:

Juanetes en los pies
  • Mayoría de las veces se produce en el primer hueso metatarsiano (el que une al dedo gordo). Un juanete también puede desarrollarse en el hueso que une el dedo pequeño del pie (el quinto metatarsiano), en cuyo caso se le conoce como juanete de sastre.
  • Un juanete comienza a formarse cuando el dedo gordo o el meñique es obligado a doblarse hacia el resto de los dedos de los pies, haciendo que la cabeza del hueso metatarsal sobresalga y roce contra el lateral del calzado. El tejido subyacente se inflama y se forma una protuberancia dolorosa.
  • Se forma un juanete porque el dedo gordo del pie se ve obligado a crecer en un ángulo cada vez mayor hacia el resto de los dedos de los pies.

Las personas que nacen con huesos anormales en los pies tienen mayor probabilidad de formar un juanete. Además, el uso de zapatos de tacón de punta estrecha aplica una gran presión en la parte delantera del pie, lo que puede conducir a la formación de juanetes. La afección puede volverse dolorosa a medida que el hueso sale y el saco lleno de líquido crecen en la base del dedo gordo del pie.

Los pies planos, la gota, la artritis y ocupaciones (como el ballet) que ponen una presión excesiva en los pies también pueden aumentar el riesgo de juanetes.

Cirugía de juanetes

Cuando los juanetes duelen y no se pueden tratar o no se consigue eliminar el dolo, puede ser necesaria la cirugía, especialmente en condiciones más graves. Hay más de 100 variaciones quirúrgicas, como por ejemplo, la eliminación de la protuberancia para realinear los dedos de los pies.

La cirugía más común involucra rasurar el hueso de la articulación del dedo gordo del pie. El cirujano realiza una incisión muy pequeña, a través de la cual se inserta el taladro para el hueso. El médico taladra el hueso, guiado por el tacto o por rayos x. Esta técnica no es una cura, pero la satisfacción del paciente es alta y los resultados son de larga duración.

Causas de los juanetes

Se cree que los zapatos ajustados son la causa más común de los juanetes en la mayoría de los pacientes. Algunos zapatos como los de tacón alto o botas de vaquero son particularmente dañinos para los dedos de los pies. Estos zapatos tienen una cama de pie inclinada y una puntera estrecha. La pendiente hace que la parte delantera del pie sea empujada con fuerza a la zona de los dedos, donde es más estrecha, haciendo que los dedos de los pies queden apretados. Dependiendo de factores tales como la duración del uso del calzado restrictivo, la madurez esquelética y factores individuales, los dedos de los pies pueden adaptarse a la nueva posición y dar lugar a la deformidad que conocemos como un juanete.

Pero el calzado no es la única causa de los juanetes. La genética juega un papel muy importante, y las personas que tienen familiares con juanetes son mucho más propensos a tener juanetes que las personas que no los tienen. Las lesiones en el pie también pueden ser un factor en el desarrollo de un juanete. Mucha gente que tiene un juanete tienen una combinación de factores que los hace susceptibles a tener esta condición. Por ejemplo, las mujeres mayores de cuarenta años que tienen antecedentes familiares de juanetes, y suelen llevar zapatos de tacón alto, serían consideradas propensas a desarrollar un juanete.

¿Cómo de importante es el calzado?

que son los juanetes

Es difícil saber exactamente cuán importante es el calzado en el desarrollo de los juanetes, pero sabemos que es la única variable que podemos controlar de manera significativa. Los juanetes son mucho menos comunes en los países que carecen de calzado occidental. Los juanetes se producen en los países no occidentales en el 3% de la población mientras que en los occidentales en el 30%. En los países donde el calzado occidental ha sido introducido recientemente, la prevalencia de los juanetes ha aumentado coincidiendo con las tasas observadas en los países occidentales.

Ejercicios para los juanetes

Los juanetes se producen cuando el tejido en la base del dedo gordo del pie se hincha, formando una gran protuberancia en el lado de su pie. Los juanetes pueden causar intenso dolor en el pie y con el tiempo puede conducir a la artritis. Afortunadamente, la mayoría de los juanetes pueden ser manejados sin cirugía.

Algunos ejercicios especiales para el pie pueden aliviar los síntomas y aumentar la flexibilidad. Algunos ejercicios de pie que pueden ser beneficiosos para los juanetes son:

  • Estiramiento de tobillo: Estirar los pies puede ayudar a mantener la flexibilidad y compensar el dolor de pies.
  • Estirar el dedo gordo del pie: tira suavemente del dedo gordo del pie sobre la alineación apropiada. Sosten el dedo del pie en la posición durante 10 segundos y repite tres o cuatro veces.
  • Masajear la parte inferior de su pie, sentarse, colocar una pelota de golf en el suelo bajo sus pies, y hacerla rodar debajo del pie durante dos minutos. Esto puede ayudar a aliviar la presión del pie y calambres.
  • Caminar por la playa. Siempre que sea posible, pasar tiempo caminando sobre la arena. Esto le puede dar un suave masaje del pie y también ayudar a fortalecer los dedos de los pies. Es especialmente beneficioso para las personas que tienen artritis asociadas a sus juanetes. Además, la arena es un excelente exfoliante.