Podologia deportiva

El cuidado de los pies cuando se hace deporte

Es posible que nunca te hayas planteado dar un cuidado especial a tus pies pero si eres deportista profesional o haces deporte con frecuencia, no debes olvidarte de ellos. Tratar a los pies de manera adecuada puede ayudarte a evitar problemas futuros y dolores innecesarios.

Podologia deportiva

Los pies están perfectamente diseñados para la actividad deportiva, pero a veces, se les pide demasido. Por cada kilçometro que se corre, los pies tocarán el suelo cerca de 1.000 veces y con cada paso, el pie va a absorber una fuerza que es varias veces el peso corporal de la persona. Los pies ser víctimas de lesiones y enfermedades, por los golpes con el pavimento, la incomodidad de los zapatos mal ajustados o los gérmenes de los vestuarios son amenazas importantes a tener en cuenta para el bienestar de los pies.

Precauciones para los pies

Para protegerse de las amenazas a los pies como por ejemplo el pie de atleta, ampollas, callos y verrugas y otras muchas, se deben tomar las siguientes precauciones.

Utilizar calzado adecuado para el deporte, ya que los zapatos equivocados pueden causar lesiones. Hoy en día hay prácticamente un tipo de zapato para cada deporte, y todos ellos tienen ciertas características para adaptarse al deporte que se va a practicar. La amortiguación para la absorción de impactos y un talón firme para la estabilidad son algunas de las características que puede tener el calzado en función de su objetivo final. Algunos también tienen soporte para el tobillo para los deportes que implican muchos cambios de dirección (por ejemplo cuando se practica baloncesto). Siempre busca la opinión de los expertos.

Utilizar calzado del tamaño correcto, es decir, que quede bien. Mucha gente usa zapatos que son demasiado pequeños para ellos o demasiado grandes. Tanto una opción como otra, son malas. La regla de oro es que no debe haber espacio mayor a un dedo entre el extremo del dedo más largo y la punta del zapato y que no debe apretar.

Anudar los cordones. Dejar los cordones desabrochados puede ser una moda en algunos lugares, pero esto significa que el pie no está bien sujeto y puede causar lesiones.

Asegúrate de que las curvas del zapato coinciden con el lugar donde se dobla el pie.

Utiliza siempre zapatos de buena calidad y calcetines de que ajusten bien. Los calcetines apretados pueden ser tan malos como los zapatos apretados ya que limitan la circulación.

Tratar de no usar los zapatos deportivos todos los días. Nuestros pies sudan de manera natural, al igual que el resto del cuerpo durante el ejercicio y el sudor es absorvido por el calcetín y pasa al zapato. Se tarda más de una noche en que esta humedad se seque, así que trata de usar zapatos alternativos y usar calcetines limpios todos los días.

Si los pies son particularmente sudorosos, es mejor bueno plantillas absorbentes especiales o la aplicación de alcohol quirúrgico. Sin embargo, si los pies son particularmente secos, se recomienda utilizar una crema emoliente.

Cuidado de los pies en el deporte

Si usted eres propenso a las ampollas, asegúrate de que el interior del zapato encaja correctamente. También puedes intentar usar dos pares de calcetines siendo el par más cercano a los pies, de algodón fino. Esto reduce la fricción.

Por último, recuerda que los pies y las piernas necesitan entrenamiento y cuidado. Siempre que haya tiempo suficiente para calentar antes y después del ejercicio, hazlo. No trates de hacer demasiadas cosas demasiado ya que tanto los pies como las piernas se cansan y estarán predispuestos a las lesiones.